Sustitución de las farolas antiguas de iluminación convencional por unas nuevas de tecnología LED, más eficiente y que generará al concejo unos ahorros durante su vida útil del 66% de bajada del consumo de energía. Además, el nuevo sistema permite bajar los términos de potencia a las nuevas farolas, con lo cual se consigue una instalación más eficiente y ecológica.